//
Estás leyendo..
LIDERAZGO EMOCIONAL

El jefe y las emociones


 

Imagen cortesía de http://www.lumaxart.com

El otro día, hablaba con una amiga que se quiere cambiar de trabajo. Resulta que hasta ahora la cosa había ido bien. Eran 4 en la oficina, había “buen royo”, estaba relativamente cerca de casa y aunque debido a la crisis las ventas habían bajado, ella iba contenta a trabajar porque sabía que entre los cuatro se apoyaban los unos a los otros.

Sin embargo, hacía un par de meses, la situación había cambiado radicalmente. Un día llegaron a trabajar y su jefe, había contratado a un par de personas nuevas que eran familiares directos de éste.

Se habían quedado sin trabajo y les “estaba echando una mano”, según él. Esa fue su única explicación.

Desde entonces, las suspicacias han aumentado, el buen royo ha desaparecido y aunque el volumen de trabajo empieza a subir otra vez, las ganas de ir a la oficina han desaparecido. “Para esto, me cambio a otro lado, que igual gano lo mismo, pero por lo menos paso ocho horas al día más amenas”, me decía.

Dice Daniel Goleman en su libro El líder resonante crea más que:

“Los grandes líderes son personas muy movilizadoras, personas que despiertan nuestro entusiasmo y alientan lo mejor que hay en nosotros. Cuando tratamos de explicar su especial habilidad apelamos a nociones como la planificación, la previsión o el poder de las ideas, pero la realidad es mucho más sencilla: los grandes líderes son personas que saben manejar las emociones”

Pero no hay que irnos a mirar a los grandes líderes, fijémonos en el tipo de liderazgo de este caso:

El jefe de mi amiga, cuando contrató a estos dos familiares, no se paró a hablar con las otras tres personas que ya tenía contratadas e interesarse por ver que pensaban de este cambio. Quizás una conversación, tan sencilla a priori, como esta hubiera servido.

“.. Si un líder carece de la capacidad de encauzar adecuadamente las emociones, nada de lo que haga funcionará como es debido” concluye Goleman.

En definitiva, que lo que haga un líder importa, pero quizás importa más cómo lo hace. Prestar atención a este “cómo” marca la diferencia.

Poner más atención a las emociones de sus colaboradores, y de las consecuencias de sus decisiones sobre estas emociones, hubiera marcado la diferencia en el caso de mi amiga.

Transmitir el mismo mensaje con otro tono, con otro estado emocional, haciendo hincapié en hacer un mensaje positivo del hecho de que entren otras dos personas al equipo de trabajo ya formado, hubiera marcado la diferencia.

El resultado de su lacónico “les estoy echando una mano” ha hecho que parte de la empresa se esté buscando su futuro fuera de ella.

Como siempre, termino con una pregunta,  ¿Que ocurriría si las empresas en las que pasamos tantas horas se convirtieran en lugares cargados de la resonancia promovida por líderes realmente inspirados?

Anuncios

Comentarios

3 comentarios en “El jefe y las emociones

  1. Pues si, lo que comentas es cierto. En las empresas muy grandes es normal que pase, se pierde de vista que quien trabaja en la empresa son personas y más aún cuando se produce la deslocalización del trabajo (teleworking, trabajar en casa del cliente …). Pero que pase en una empresa pequeña tiene delito.

    Tampoco culpo al empresario, tiene unas obligaciones afectivas. No conozco a la empresa, pero cuando se empieza así, lo mejor es ir buscando por otro lado.

    Publicado por David | 2 octubre, 2010, 10:34 am

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Tweets that mention El jefe y las emociones « Aprendiendo a Aprender -- Topsy.com - 1 octubre, 2010

  2. Pingback: Los liderazgos disonantes « Aprendiendo a Aprender - 27 octubre, 2010

¿Qué quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ENTRADAS ANTERIORES

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 1.057 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: